12 | 12 | 2017
93 81 84 85 86

40 años - carrusel

Camino hacia un sueño colectivo

Hoy 2 de noviembre finaliza la inolvidable  conmemoración del cuarentavo aniversario  de la Institución Educativa Bernardo Arango Macías,  “Formando hombres y mujeres con estrella”.  
La gran mayoría de las  actividades realizadas durante la semana se enmarcaron en el fortalecimiento de valores y en el desarrollo  de las competencias  del conocimiento,  destrezas físicas  y lúdicas; ellas se desarrollaron en forma de carrusel en cada una de las jornadas del bachillerato y escuelas Rafael Pombo y Manuela Beltrán,  convocaron hacia una reflexión de fondo,  en el sentido de que los estudiantes, en su mayoría, fueron los actores principales, sólo bastó disponer los recursos didácticos para que ellos en equipo pusieran en función las dimensiones del ser, saber y hacer.  Lo cual   indica que esa debe ser la orientación de la escuela del siglo XXI, y qué mejor ocasión que la  celebración de los 40 años de la I.E. BAM, a mi juicio una institución muy  joven y con proyección, es de aplaudir que se estén proponiendo prácticas pedagógicas como las que recientemente se han desarrollado con los estudiantes.   

 

Cuando en  la escuela se  plantean estas aperturas,   el estudiante por supuesto,   siente que hace parte importante en la  construcción del conocimiento y el docente se convierte, entonces, en un verdadero acompañante de los procesos formativos y académicos de sus educandos, sobre todo en un observador pedagógico,  pues este proceso de observación es ante todo una herramienta que sirve para evaluar integralmente los distintos procesos, por eso el maestro en esas nuevas dinámicas debe estar muy atento en ver cómo se desenvuelven sus estudiantes desde lo social, lo lúdico, habilidades mentales y  físicas. ¿Qué mejor evaluación  se puede hacer  en esos momentos? Sin embargo, para ello los sentidos del docente deben estar bien sintonizados con las dinámicas propias de lo que ocurre, por encima de las nimiedades, sucesos intrascendentes, porque son más las bondades conseguidas, los resultados positivos que se cosechan y el entusiasmo que se genera con miras al futuro.

Hay que repensar la vieja  idea de hacerles  a los estudiantes preguntas poco didácticas con las que seguramente se generan ambientes de tensión,  rigidez,  bloqueos y excesivo control;     lo más conveniente es hacerles preguntas de efecto propositivo, como ¿Qué quieren aprender hoy? ¿Qué desean preguntar o saber? ¿Qué ideas nuevas desearían compartir en la clase?  ¿De qué  dudaron? ¿Qué los asombró?  ¿Qué nuevas experiencias aprendieron y qué aportes le ven?   Precisamente eso fue  lo que ocurrió esta semana en la Institución, debido a que la mayoría de los niños y jóvenes   dinamizaron el aprendizaje a través de las propuestas en mención, las cuales los sacaron de la rutina cotidiana y tradicional.

Muchísimas felicitaciones para los organizadores, en especial  para la  maestra Ester Castrillón, a su equipo de logística (estudiantes), que entre otras cosas incrementaron la capacidad de liderazgo, mil y mil gracias a todos lo profes, sin excepción alguna, por su dinamismo y creatividad para que todo saliera muy bien.

Qué la pasen chévere en el día de hoy,  egresados, estudiantes, padres de familia y personalidades destacadas de la localidad.

Enhorabuena a todos por ser partícipes de este  gran sueño llamado BAM 40 años formando hombres  y mujeres  con autonomía y principios éticos, en especial a Darío Morales y a Fernando Sierra, por ser ellos pilares importantísimos, por haber sembrado semillas de estrella en nuestras aulas. Por: Iván Graciano Morelo Ruiz, noviembre 2 del 2013                                                                                                                                            

Interactúa