16 | 01 | 2018
93 81 84 85 86

Conmemoración Batalla de Boyacá

La independencia de la Nueva Granada, hoy Colombia, se selló el 7 de agosto de 1819 con la victoria de las tropas comandadas por el General venezolano Simón Bolívar sobre las comandadas por el Coronel español José María Barreiro.

Entre los jefes militares patriotas participantes en este memorable combate se recuerda al venezolano José Antonio Anzoátegui, quien poco después murió en extrañas circunstancias en Pamplona, al también venezolano Carlos Soublette, al granadino Francisco de Paula Santander y, por supuesto, al propio Bolívar.

El llamado “Puente de Boyacá” se hallaba ubicado sobre el río Teatinos (nombre del río en español) o río Boyacá (nombre del río en lengua indígena), en realidad un pequeño riachuelo sin mayor significación geográfica, que, sin embargo, pasó a la historia y se inmortalizó por haber sido escenario de aquel decisivo combate.

"La patria es espíritu. Ello dice que el ser de la patria se funda en un valor o en una acumulación de valores, con los que se enlaza a los hijos de un territorio en el suelo que habitan.”

No hay triunfo sin renuncia, victoria sin sufrimiento, libertad sin sacrificio.

El sábado 7 de agosto de 1819 los Ejércitos español y criollo se enfrentaron en el campo de Boyacá. Cada uno tenía un objetivo diferente: El Ejército Realista tenía como misión tomarse Santa Fe de Bogotá y el Liberador deseaba impedir a toda costa esta maniobra.

El Ejército Liberador, conformado por 2.850 combatientes entre criollos, mulatos, mestizos, zambos, indígenas y negros estaba comandado por el general Simón Bolívar; la vanguardia, por Francisco de Paula Santander y la retaguardia, por el general José Antonio Anzoátegui.

Por su parte, el Ejército Realista – que pertenecía a la tercera división del Ejército Expedicionario de la Reconquista - estaba conformado por 2.670 soldados, de los cuales 2.300 eran de infantería, 350 de caballería y 20 de artillería. Su Comandante General era el coronel José María Barreiro; el Jefe del Estado Mayor, el Coronel Sebastián Díaz y lo comandaba el Coronel Francisco Jiménez.

Pero para Simón Bolívar no fue un impedimento su fuerte rival y aprovechó las oportunidades de su estadía en Tunja para vigilar los pasos del enemigo. Fue entonces cuando los patriotas treparon por matorrales y se presentaron de improvisto al Ejército de Barreiro en el puente de Boyacá.

A pesar de que la acción militar era intensa en los dos bandos, las Fuerzas Patriotas tenían unidad y facilidad en las comunicaciones, mientras que los Realistas estaban incomunicados y separados por el Teatino y la vanguardia patriota.

Al final, el coronel Barreiro no pudo lograr parar la rapidez con la que las tropas Patriotas los rodearon como "anillo de fuego". No tuvieron más remedio que rendirse ante el Ejército Patriota, con su comandante Santander, 'Héroe de Boyacá'.

La batalla terminó a las 4 de la tarde. Murieron más de 100 realistas, 13 soldados patriotas y 53 resultaron heridos. Barreiro, junto a los principales Jefes Realistas y 1.600 soldados, fueron hechos prisioneros.

Así termina la Campaña Libertadora de 1819 que se realizó durante 77 días, desde el 23 de mayo cuando el Libertador Simón Bolívar expuso el Plan en la aldea de los Setenta ante los Jefes del Ejército Patriota, siguiendo un trayecto militar desde los Llanos de Casanare, la cordillera de los Andes y las tierras de Tunja. El Plan culminó en el Puente de Boyacá.

La Batalla de Boyacá se convirtió en el inicio de la independencia del norte de Suramérica, y se considera de suma importancia pues llevó a los triunfos de las Batallas de Carabobo en Venezuela, Pichincha en Ecuador y Junín Ayacucho en el Perú y Bolivia.

Lo importante  de los símbolos patrios es que sean conocidos como una creación histórica y se los aprecie como marca de identidad. Un vacío recorre hoy la significación de los símbolos patrios en la vida cotidiana de los colombianos, está en crisis el valor de identidad y continuidad histórica que marca el pasado y los elementos fundadores de nuestro país, como el himno, la bandera y el escudo. Reflexionemos ahora sobre el significado de nuestros emblemas.

Nací sobre una montaña,
mi dulce madre me cuenta
que el sol alumbró mi cuna
sobre una pelada sierra.

Interactúa