12 | 12 | 2017

Filosofia

altPRINCIPIOS FILOSÓFICOS: Toda acción formativo-educadora que genera la institución está sustentada en los principios del humanismo que hacen de “la dignidad humana” la condición esencial del acto administrativo que se construye como horizonte de la formación integral de nuestros estudiantes. Así, la persona en su condición de integridad, es asumida y considerada como un proyecto existencial en permanente proceso de realización desde las condiciones históricas y personales que la caracterizan como un ser: histórico, político, social, económico, laboral, axiológico, trascendental. Las dimensiones anteriores, cruzan la esencia misma de la vida en el ámbito cultural en el que se realiza la persona, desde la perspectiva de un proyecto de vida, en lo individual y colectivo. En este contexto, el Plan Educativo Institucional (P.E.I.), parte de la consideración de que todos los gestores del acto educativo que se origina en nuestra comunidad son seres integrales, valorados por la sublimidad de la dignidad humana y la libertad del ser que le da el valor y sentido como hombre o como mujer, como niño o como niña, como joven, como adulto.

De lo anterior surge la consideración del hombre como: Buscador de objetivos comunes, de sentidos comunes, de encuentros, de sentires que identifiquen a todos como pertenecientes a los mismos escenarios socio-culturales, son los que conforman los sentidos de la comunidad como escenarios en donde se tramitan ética y moralmente los acuerdos que pregonan un orden cultural común a todos: la convivencia y la tolerancia. La coexistencia posibilita el aprender a convivir juntos en el respeto, en la tolerancia, en la justicia, en la solidaridad. En el contexto de la comunitariedad el hombre es un ser en permanente relación consigo mismo, con los otros, con el mundo y con su absoluto.

Así construye el "nosotros" histórico que le imprime un carácter social y político que emerge estéticamente en el ámbito de las relaciones que lo caracterizan como un ser estético y biofísico. El encuentro con el otro, con sus otros, no es simplemente un encuentro como el que se produce con las cosas. Este encuentro de subjetividades está mediatizado por el "cuerpo" como constituyente de las relaciones del hombre con sus otros. Así el hombre como ser corpóreo es a su vez un ser de trascendencia y búsquedas significativas que lo separan en su sentido ontológico del plano de las cosas, de los otros. Un ser HACIA. El hombre es el ser trascendente por excelencia en la medida en que puede elevarse por encima de sí mismo y de las cosas y dar significaciones.

Leer más:Filosofia

Interactúa